Cómo trabaja la xilosa isomerasa

XYLOSOLV® apoya enzimáticamente el tratamiento de los niveles altos de grasa en la sangre.

La fructosa, excesiva en los alimentos actuales no puede ser descompuesta por el organismo y es absorbida por él en el intestino delgado. Eso puede conllevar un niveles altos de grasa en la sangre. Para transformar esa fructosa excesiva en glucosa el cuerpo precisa la enzima xilosa isomerasa (Xi).

XYLOSOLV® entrega al organismo  precisamente esa enzima XI y puede con ello transformar la fructosa excesiva de los alimentos en el intestino delgado en glucosa.

XYLOSOLV® provoca la transformación en el intestino delgado de la fructosa excesiva en glucosa. Gracias a su procesamiento, registrado para patente*, la enzima XI puede ser producida por primera vez en cápsulas y ser introducida en el organismo como un producto medicinal. Con esa reacción se introduce en el organismo glucosa aprovechable, que es absorbida como nutriente primario.

*registro PCT WO2009AT00314